5 de agosto. 0.28 horas.

Publicado: agosto 4, 2010 en Uncategorized

Hoy es uno de esos días en los cuales todo se tuerce. O quizá ya yace torcido.

No estoy bien, hoy no, o hace unos días no, o quizá nunca lo estuve. Es cierto que me enamoré y es cierto que vivo enamorada pero mi vida cambio hace tan sólo un año, o mejor dicho, hizo un cambio algo radical en mi y me convirtió en una persona lejana de mi, lejana de mi propia esencia.

No creo, ni siquiera creo en mi, ¿cómo podría creer en mi acual pareja si la ultima me rajo lo más hondo de mi?
Vale, si, es cierto, nadie tiene que pagar los platos rotos de otros, pero no soy yo, juro que yo no era así, yo respiraba tranquila y ahora cuando mi pequeño amor queda lejos de mi apenas puedo respirar y menos dormir.
¿Acaso hay relación  sin confianza? Es algo imposible, y eso ahora quizá me hace pensar que mi mente, mi cuerpo y hasta mi alma aún no están preparadas para amar, y más miedo me da, pensar que nunca lo estarán.
No hay otro, ni está el que un día fue, no. Estoy enamorada de él, amo a él, pienso y él y mi deseo es una vida junto a él; pero hay miedo en mi, muchisimo y no se si le daño, pero no tener control de lo que ocurre lejos de mi me mata por dentro.

Ahora mismo debería de estar durmiendo y soñar con su llegada mañana, y aquí estoy despierta, cual ojo más abierto al otro, y mi mente puesta en cualquier hazaña dolorosa contra mi. Y se me hace tan real, varias copas de más, tres risas, dos besos, un camino, todo es perfecto.

Ando muy dañada, muchísimo. Todo se va mezclando, y como ya saben…mal estar, un pensamiento negativo sobre mi se convierte en mil pensamientos negativos sobre los demás hacia a mi.
Si no me quiero yo, quien me va a querer a mi.

Ahora sólo me apetece huir, lejos de aquí y comenzar una vida nueva. Lo que daria para cambiar muchos de los caminos que tomé, lo que daría para que este blog ni existiera, para que mi mente quedara limpia. ¿A quién quiero engañar?

Me odio. Me miro y me asqueo. La tregua comienza a terminar, todo vuelve y juro que no quiero e intento huir y esconderme para que no me vea. Pero me encontró y me encontrará siempre a mi pesar, a mi gran pesar de ello.
Es así, mi cabeza se llenó de obsesión, otra vez, si, es así. Engordé en mi descuido, engordé a mi cuerpo y mi mente comienza su engordé. ¿O quizá engordó antes mi mente a mi cabeza?

Hoy en dia no puedo explicar lo que siento dentro de mi, es como si la única preocupación existente en la humanidad fueran mis kilos de más, o de menos, las calorias, el ejercicio, la belleza, la celulitis, los dedos del pie, las uñas, las pestañas, el acné, la barriga, TODO.
Y cuando mi cabeza esta transtornada, toda  mi vida comienza a transtornarse.
Tengo miedo a todo, a fracasar en mis estudios, a fracasar hacia mi familia, a que me traicionen, a no poder comenzar una vida nueva, a volver desear tanto querer ser quebradiza, delgada, esbelta que ello me lleve al hundo de la enfermedad, tengo miedo a que mi alrededor muera, a que los días desaparezcan, a ser siempre quien soy y no deseo ser.

Hoy no es un buen día, quiero dormir o morir. Me da igual, pero quiero irme de aquí, de esta situación que me llena de tormento. Juró por lo que mas quiero en este mundo que se apoderan de mi, que algo me somete por dentro y hacen nacer en mi tan duros sentimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s