Publicado: marzo 12, 2010 en Uncategorized

Una semana más que tranquila…, mi hambre y locura quedo dividida a una mínima parte de mi, pues tuve otras preocupaciones que quedaron por encima.

No saco lágrima alguna en siete días, pero no podría negar que mi alma está mojada, humedad.
Mis ojos quedan cargados, pero estoy cansada y no me dejo hacerlo. No es justo perder el tiempo.

Hoy vuelvo a ir a la pesa, y no tengo miedo. No, mi problema va más allí de sentirme gorda o flaca.
Imagino que el no sentirme asquerosa mucho tiene que ver con que lleve meses sin probar un trozo de carné. Es bien sencillo entender, que es mejor no hacerme daño, no hacerme sentir culpable por lo ingerido, ya que tras la culpa llega la ansiedad, las lágrimas y un largo etcétera de estupideces de las cuales ahora no hay tiempo.

Notó en mi interior demasiadas catástrofes humanas, es un pelotón de motivos por los cuales he acabado así. Un pelotón tan grande que no puedo ahora vomitarlo.

Anuncios
comentarios
  1. gracias por pasarte a leerme . Se q no va a llegar porque el es asi, por que el no quiere llegar… triste, pero cierto..

    me alegra que no le tengas miedo a pesarte.. sin embargo entiendo como dices que va mas alla de como te vez…

    ten animo..y ten un buen fin de semana!… disfrutalo.. no llores..por muy humedas que esten las cosas..busca un rayo de sol para secarlas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s