12 de febrero de 2010

Publicado: febrero 12, 2010 en Uncategorized

Todo queda bien. La tórmenta parece contemplar la calma más sabrosa…., pero una vez ingerido cualquier rastro de alimento.

Pequeño, grande, da igual. La gran idea de soledad y poder se sumerge en mis ideas ansiosa. Es tan fácil como levantarme, cinco pasos, dos dedos, pensar en el asco extremo que puedo sentir y salir todo -casi todo-.


Es una sensación física. Es el sentir que lo necesitas hacer, como el calmar la sed, como el no pasar frio o ahogarte de calor a 40 grados de temperatura. Es algo físico, necesario. Una vez cumplido, el vacío engañoso te libera la mayor libertad que en ese momento pudieras lograr.
Y no, es tan sólo la locura obscena que niega a lo correcto, que niega a lo natural.

Es como si nuestra propia superficialidad hacia nosotras mismas alterará la naturaleza de los procesos del cuerpo.
Pero hoy no, o ahora no. Debo de aguantar todo mi asco aquí sentada, hoy no puedo VOMITAR. No. Por mi. Por mi dolores extremos de estómago. Por mis lágrimas. Por acabar con lo no-natural. Por ganar, hoy si, a mi cuerpo. Porque hoy es demasiado fácil el vómito, y lo complicado es aún más satisfaciente.

Porque … ¿saben qué? Me voy a tragar mis ganas de morir.

Anuncios
comentarios
  1. eso es traguemonos las ganas de morir…
    vive por que se que lo vales y lo mereces y eres maravillosa..
    y ademàs…sè que puedes ganarle a la ganas de vomitar..
    demuestrale a tu necesidad quien manda.

    un beso nena

  2. Rossie dice:

    Llegué hasta aquí por un comentario que dejaste en mi último post. Vine a husmear como lo hago siempre cuando aparece un nombre nuevo, aunque lo q casi nunca hago es devolver el comentario. Cuando leo, sigo y comento un blog, no es con ansias de acumular devoluciones a mis comentarios y tener mil comentarios en c/u d mis entradas. Me gusta leer textos con contenidos, me gusta ya sea porque me identifico o no con lo que leo, que me deje pensando. Que tenga contenido. Que me asombre y me atrape la manera de pensar de quien escribe. Me ha pasado eso con tu blog. Me ha gustado mucho, he leido varias de tus entradas.
    Hace 10 años que soy bulímica, a veces pienso que no estoy para perder el tiempo con divagaciones superficiales al respecto de estos temas. Es que se ve tanta estupidez! Imagino que me entenderás. Por cierto, no tenés barra de seguidores.
    Te seguiré leyendo.
    Ánimos, no hay nada que no puedas lograr. Nada nos va a ganar, niña. Sólo las ganas de ser felices al fin.
    Se puede.

  3. Santika dice:

    Romper la costumbre, la inercia de hacernos daño. Callar la voz que dice: deshaste de todo lo que ingeriste, es tan fácil…. Basta, porque es doloroso, porque es irse desmoronando el cuerpo y el alma. Bien, aguanta, aguantemos, que la voluntad será el leño de salvación en este mar de confusiones.

  4. lucia dice:

    Que bien leer esas palabras tuyas, sólo tu puedes cambiar esa rutina, que es la que te provoca esas ganas de morir. Cuanto más hacemos por seguir este círculo de autodestrucción más aumentamos el odio hacia nosotras y peor es la visión de ti misma. Es decir, vomitando y no comiendo sólo conseguimos que esa autoestima y autoconcepto negativo que tenemos se incremente. Pensamos que algún día nos veremos bien, pero con esta actitud ese día jamás llegará. ojalá puedas cambiar poquito a poco todo eso, con ganas y entusiasmo por vivir y ser feliz se puede, auqnue sea la lucha más dura de la vida.
    Un besotote
    LU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s