0.37 madrugada del martes 10.

Publicado: noviembre 9, 2009 en Uncategorized

Ni se donde estoy.
Mi mente esta atrapada. Esta enfermedad está consiguiendo dejarme loca. Estoy cansada, no física, si no psicológicamente.
No puedo luchar más, cada comida es un tormento mayor.

Paso el día sumida en una angustia planeada. Como, como, como, como y planeo. Planeo mil maneras de seguir pasos, de seguir enfermando, de seguir convirtiendome en una loca, de dejar de comer, de medir, de evitar, de mentir.
Pero no puedo parar, mi vida sigue. Y no existe un minuto de tregua, no tengo tiempo para pararme a pensar lo que realmente soy o lo que quiero ser.
Sólo flota la idea, una sola idea. O incluso dos.
PERFECCIÓN Y ÉXITO.

Y sigo caminando mientras leo el gran libro de “Días perdidos” y las manos me tiemblan, y el cuerpo. Y todo se mueve. Ando mientras noto que pierdo el equilibro. Me siento rara. Tiemblo. Tiemblo.
Vuelvo a casa. En el armario, en la puerta interior de la izquierda hay un folio , escrito. 3 Semanas planeadas, tres semanas con el fin de obtener resultados. Tres nuevas semanas, y nuevas por el simple hecho de que está vez añadi un método más: “ayudarme de un estupido folio para colorear mis días con rotuladores según esta estupida haya pegado bocado, bocados o se haya comido una vaca de 3000 kilos”.

No entiendo nada de lo que se mueve dentro de mi. Nada. Realmente he pensado si estoy enloqueciendo.
Voy a dormir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s