9:29 horas de un 2 de octubre

Publicado: octubre 2, 2009 en Uncategorized

Ayer debería de haber sido un gran día, un día grande y de celebración, y ¡no! Yo de nuevo egoístamente decidí, por mi, que sería un día gris y triste.
No me encuentro ni me reconozco. Llevo más de diez años sufriendo con esta devastadora enfermedad, y ni como enferma puedo verme.

Cada día me levanto convencida de que esta es mi vida y tengo que asumirla como tal, y dejar de sufrir por mis comportamientos absurdos y llenos de incoherencias.

Me hice daño. Estaba en la ducha, pensé en un absurdo ser que me hizo más que sufrir, y me hice daño. Clave mis dientes por todo mi brazo. NO SENTÍ DOLOR, en mi sólo habitaba una rabia demoledora. (Necesito verle sufrir, necesito ver arruinada su vida, necesito pedirme, necesito oírle gritar mi cuerpo, mi vida… Necesito que quiera volver a que yo sea suya, y yo negarme POR SIEMPRE).
Salí de la ducha e intente taparme tan escabrosa imagen con cualquier ropa que tuviera al lado.
¿Qué respuesta daría si me preguntarán de que son esas marcas?

Ayer comí:
– manzana.
– Mucho agua.
– 2 espárragos
– 4 mini-quesitos.

Me siento orgullosa pero no mas feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s