Un dia.

Publicado: agosto 18, 2009 en Uncategorized

Niego el reflejo de mi brazo en el retrovisor.
Toco y pestañeo. Vuelvo a tocar, ya no pestañeo.

Me levanté temprano: tengo más horas para planear como desafiar al plato del medio-día.

Son las 9:40 horas y todavía no subí a la báscula. Un “record”.
He desayunado bien, antes de las 11 y media , siempre me permito desayunar bien (hoy a las 8 y media).

64.3 marca la báscula. La odio , me odio. ¿Dónde se quedo el 63 de ayer?

Terminé de comer y no me siento culpable. Sustituí el salmorejo por lechuga y trocitos de queso, me sentí llega con  sandia y completé con té rojo.
Estoy tumbada en la cama, odio ver mis muslos apoyados.
Me llaman por teléfono, después de comer no quiero hablar. No quiero atender a nadie. Quiero estar sola. Dormiré, por mi, por mi bien.

Anuncios
comentarios
  1. Anónimo dice:

    Princes veo q tu blog es nuevo, igual q el mio jaja
    bienvenida y espero pronto saber mas d ti.
    “Odio ver mis muslos apoyados” no sabes cuantas veces m he sentido asi……..

  2. Ana-rexiaCiega dice:

    Si, gracias por leerme…
    Déjame el link de tu blog y así poder leerte.
    Un beso, bien bien grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s